DATOS BIO

Nicolas Kim Coppola

7 de enero de 1964, Long Beach, California (EE.UU)

A.K.A. XTRM: Nicolas Cage

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Empezó a repartir:

Nicolas Cage debuta en varias comedias menores a principios de los 80, firmando además como Nicolas Coppola. Precisamente en esta etapa, su tío Francis Ford Coppola le ayudó a despegar contando con él para varias películas con cierta repercusión como La ley de la Calle (1983), Cotton Club (1984) o Peggy Sue se casó (1986). En la mayoría encarnaba a personajes secundarios pero él ya apuntaba maneras, y pese a que se convirtió en un rostro conocido por películas más amables, es en la película de acción Tiempo de Matar (1989) en la que empieza a repartir candela de la buena, en plena guerra de Etiopía.

  • Saltó a la fama por:

Su año fue sin duda 1987, en el que firmó dos de sus intervenciones más entrañables para el público. Por un lado, en una de las películas más divertidas de los Hermanos Coen, Arizona Baby (1987), donde sacaba su lado más canalla. Y por otro en Hechizo de luna (1987), por la que consiguió su primera nominación a los Globos de Oro, amén de una notable visibilidad al ser objetivo de la mismísima Cher. El final de la década fue muy buen momento para el actor.

  • Siguió repartiendo estopa:

Progresivamente se fue desentendiendo del cine más naif tras trabajar con David Lynch en Corazón Salvaje (1990) y realizar Pájaros de fuego (1990). Tess y su guardaespaldas (1994) es una de sus últimas comedias, en la que comienza a coquetear un poco con la acción más gamberra, para la década de los 90, en la que será todo estopa. Películas como: La roca (1996), Con Air (1997), Cara a cara (1997) (con Travolta), 60 segundos (2000) (con Jolie), La búsqueda (2004), Ghost Rider: El motorista fantasma (2007) o Bangkok Dangerous (2008) le consolidaron como un icono del cine de acción más comercial. En la actualidad el actor suma y sigue, y el pasado año le tuvimos en cartelera con títulos moviditos como Mamá y papá (2017) y Mandy (2018).

 

FICHA XTRM:

  • Es experto en: ¡Superhéroes! Y casi lo lleva en su nombre, se cambió su nombre artístico para huir de la presión del apellido familiar (Coppola), muy reputado en el mundo del cine. A partir de ahí, escoge su apellido por el personaje de Marvel: Luke Cage.
  • Cuerpo a cuerpo: Precisamente encarnando a su propio superhéroe en Kick-Ass (2010) nos regala alguna de las mejores coreografías de lucha de la película. En varias entrevistas aclaró que Batman (1996), la de Tim Burton, fue su mayor referencia para el personaje
  • Sus armas favoritas: Todas, y nos lo dejó claro en El Señor de la guerra (2005) donde encarnó a un traficante de armas que podía conseguir prácticamente cualquier cosa que matase.
  • La muerte también conduce: Y nunca mejor dicho. Nos lo demostró más que de sobra en las dos entregas de Ghost Rider: El motorista fantasma (2007), dónde tenía sesiones de maquillaje de casi tres horas para rodar.
  • Redecorando tu casa: En Bajo Amenaza (2010) fue asaltado en su propio hogar acompañado por una desmelenada Nicole Kidman, y aunque no sabemos si redecorar, quizá sí podamos decir que van a tener que hacer un par de llamadas al seguro.
  • Su gran enemigo: Sus caprichos constantes. En 2009 una investigación fiscal destapó que Nicolas Cage debía 7,5 millones de euros a la hacienda pública de Estados Unidos. Varios de los motivos que le llevaron a contraer estas deudas fueron la compra de coches de lujo y fósiles, una de sus llamativas pasiones.
  • Colegas conocidos: En numerosas entrevistas se atribuyó el mérito de haber convencido a Johnny Depp para que se dedicara a la actuación, ya que éste originalmente quería dedicarse a la música.
  • Algo más que patadas: Entre pelea y pelea, antes de sumergirse en un ritmo frenético de cintas de acción, rodó con Mike Figgis la aclamada película Leaving Las Vegas (1995) por la que recibió su primer y único Oscar a día de hoy. Una década más tarde la crítica volvió a alabar su trabajo a las órdenes de Spike Jonze en la contemplativa Adaptation: EL ladrón de Orquídeas (2004), que le valió su segunda candidatura.
  • Migas de pan: Ante todo, Nicolas Cage es un americano muy americano. En las varias entregas de La búsqueda (2004/2007) quedaba claro que es un hombre de bandera: cualquier cosa con tal de recuperar la constitución americana.
  • Frase lapidaria: “Eso es lo que pasa con el futuro. Que si lo ves, cambia.” (Next, 2007)