DATOS BIO

Philip Andre Michael Rourke Jr.

16 de septiembre de 1952, Schenectady, Nueva York (EE.UU)

A.K.A. XTRM: Mickey Rourke

Empezó a repartir:

Mucho antes de ponerse delante de una cámara. A los 12 años gano su primera pelea de boxeo en categoría Peso Mosca, y en los siguientes 9 años se marcó otras 25 victorias, 17 de ellas por dejar KO a sus rivales.

Saltó a la fama por:

Con las películas Fuego en el cuerpo y La ley de la calle comenzó a llamar la atención en Hollywood, pero a nosotros no nos hizo volver la cabeza hasta que en 1985 protagonizó Manhattan Sur y puso contra las cuerdas a la mafia china en Nueva York a golpe de pistola.

Siguió repartiendo estopa:

Dos años después, en El borracho, y totalmente bajo los efectos del alcohol, que era lo que tocaba, le daba una paliza de campeonato a  un camarero, demasiado confiado por la embriaguez del personaje de Rourke.

FICHA XTRM:

Es experto en: ¿No lo adivináis? Exacto, en la lucha cuerpo a cuerpo.

Cuerpo a cuerpo: Es extremadamente duro e infatigable. No es buena idea enzarzarse con él porque donde otros claudican, el vuelve a la carga, y muchas veces su insistencia y su resistencia se vuelven sus mejores aliados. Manías de boxeadores.

Sus armas favoritas: Aunque ya sabéis que sus puños son malos enemigos, si le dais un par de látigos eléctricos es capaz de poner fuera de juego al mismísimo Iron Man.

La muerte también conduce: Y además sobre dos ruedas, como dios manda. Y así, en Dos duros sobre ruedas se pasea en moto mientras reparte a unos y otros. Además, si te pones muy berraco y amenazas con atropellarle, lo mismo de un salto entra por el parabrisas y las tornas cambian en décimas de segundo…

Redecorando tu casa: Las casas son su debilidad cuando estalla su ira en pantalla. Especialmente si tiene cerca el mueble bar, y las cosas no van como uno quiere, todo puede acabar hecho pedazos, vaso de cristal con la copa el primero.

Su gran enemigo: El festival de patadas que le encajó Jean Claude Van Damme en Double Team (que además contó con la ayuda de Dennis Rodman) le dolió durante muchos años, casi tanto como el juego sucio del que echaron mano para acabar con él ¡Que le pusieron hasta una mina para hacerle volar por los aires! Mención aparte son los quirófanos, su gran enemigo fuera de los platós.

Colegas conocidos: Con Don Johnson siempre hizo muy buenas migas pero quizá con Sylvester Stallone su buen rollo tiene más peso, ya que con su reencuentro en Los mercenarios ambos dejaban atrás sus viejas rivalidades de Get Carter.

Algo más que patadas: Más allá de los puños y de su imponente físico, el actor se declara amante incondicional de los perros, hasta les agradeció el Globo de Oro que ganó en 2009 por su trabajo en El Luchador (2008).

Migas de pan: Estados Unidos tiene muchos rings a la largo y ancho del país, así que ¿para qué salir del país cuando uno puede conducirlo en moto en busca de una buena pelea?

Frase lapidaria: “El momento de matarte no… pero cada segundo anterior, ¡va a ser al leche!” (Sin City, 2005)