Los lobos solitarios siempre nos sorprenden con sus capacidades, y este es el caso de Cenk Batu, un tipo camaleónico al que nada detiene. Nuestro agente infiltrado es elegante, multilingüe y tiene la habilidad de adaptarse a, prácticamente, cualquier entorno.

Cenk Batu ha tenido el honor de formar parte de “El lugar del crimen” (45 años de emisión en Alemania) convertida en un auténtico fenómeno de televisión en dicho país, y aprovechará su talento en una amplia variedad de casos que van desde el espionaje industrial hasta las células terroristas y los asesinatos políticos.