El pasado 9 de junio, en el Manchester Arena se vivió uno de los comebacks más esperados del año en el mundo del boxeo: Tyson Fury volvía a subirse al ring después de dos años y medio de ausencia. Desgraciadamente, este día se vio empañado por un bochornoso espectáculo, que esta vez se produjo fuera del cuadrilátero.

Y es que en un momento determinado, concretamente en el segundo round del combate entre Tyson Fury y Sefer Seferi, una gran pelea en el público fue el foco de todas las miradas. Los dos boxeadores pausaron la pelea mientras observaban cómo se formaba una verdadera batalla campal en las gradas del Manchester Arena.

Varios minutos después esta gran trifulca pudo ser neutralizada, dando paso a la victoria de Fury sobre el ring. Fue Seferi quien decidió retirarse antes de finalizar la pelea, pactada de antemano a diez rounds. Si bien Fury regresó venciendo, muchos opinan que no fue el gran comeback que esperaban.

Fury apareció rejuvenecido y refortalecido después de varios años de ausencia y de haber perdido más de 50 kilos. Sin embargo, la pelea resultó un tanto descafeinada, sin ningún gran golpe ni ningún gran momento a destacar -más allá del bochorno que se vivió entre los espectadores en el mismo recinto-.

Respecto al otro gran combate de la noche, el que enfrentaba a Flanagan y a Hooker, se saldó con las predicciones que el americano ya marcaba antes de empezar. Hooker consiguió la victoria ante un Flanagan entregado y resuelto, en un duelo de altura entre ambos púgiles.

El británico Flanagan resultó gravemente tocado en el séptimo round, otorgando ya una clara ventaja a su rival. Finalmente, Hooker fue el vencedor por decisión de dos de los tres jueces. El americano, además, alegó posteriormente que su rival usó en varias ocasiones la cabeza de forma ilegal dentro del combate, y afirmó haber estado preocupado por no tener un combate limpio.

“Si hay revancha, será en Estados Unidos”, sentenciaba Hooker después de ganar la batalla. “Si lo hacemos, tendrá que ser en Dallas. Quiero estar en mi casa con mi familia y con mis hijos”.

Flanagan, por su parte, se disculpaba con sus fans en un breve comunicado en sus redes sociales:


¿Qué te pareció la gran velada que vivimos el sábado? En XTRM ya estamos ansiosos por el siguiente combate en directo, del que podrás disfrutar el 23 de junio -directamente desde el 02 de Londres-. ¡Listos para el combate!