Algunos ya son leyendas. Otros, aún están labrando sus más grandes hazañas. Pero todos tenían y tienen un objetivo: convertirse en los mejores boxeadores y boxeadoras y reunir adeptos a lo largo y ancho del globo. Pasión, reconocimiento, superación… todo ello define a estos 5 portentos del boxeo a nivel mundial.

  • Muhammad Ali

“¡Vuela como una mariposa y pica como una abeja!”. El que naciera en 1942 como Cassius Marcellus Clay en Louisville (Kentucky), no le es desconocido a casi nadie, sea o no aficionado. Definió sus ideales siendo aún un niño y acabó boxeando por accidente, cuando un policía de nombre Joe E. Martin impidió que le propinara una paliza al ladrón de su bicicleta y le aconsejó que canalizara su ira golpeando un saco. El mismo policía se convertiría en su entrador personal y le vería triunfar en sus primeros Juegos Olímpicos (Roma, 1960), donde terminó su etapa amateur.

Ignorado en un principio, se proclamó campeón del mundo de los pesos pesados, protagonizó algunos de los encuentros más espectaculares de la historia del boxeo y luchó contra la segregación junto a Martin Luther King, Malcom X o Rosa Parks. Se negó a combatir en Vietnam, fue encarcelado y se convirtió al islam, tomando el nombre por el que le conocieron, le conocen y le conocerán varias generaciones: Muhammad Ali.

  • Amanda Serrano

El boxeo femenino pasó a ser deporte olímpico hace tan solo 7 años. Pero la boxeadora y artista marcial puertorriqueña Amanda Serrano, ya tiene el honor de ser la única ganadora de títulos mundiales en siete categorías de peso diferentes: súper mosca (51-52 kg), gallo (52-53 kg), súper gallo (54-55 kg), pluma (57 kg), súper pluma (57-59 kg), ligero (59-61 kg) y welter ligero (63,5 kg). Casi nada. La OMB la ha reconocido como Boxeadora del Año en dos ocasiones, 2016 y 2018, y este mismo año, BoxRec la ha nombrado mejor súper gallo y mejor boxeadora libra por libra.

Nace en Carolina (Puerto Rico) en 1988, pero se traslada con su familia a Nueva York para vivir en Brooklyn. Su interés por el boxeo aparece en el momento en que su hermana, Cindy, lo practica para ponerse en forma. Tras ser amadrinada por la entrenadora Jordan Maldonado, su carrera profesional se ha caracterizado por el trabajo (muy) duro, una sola derrota de casi 40 combates (26 knockouts, 9 por decisión y un sorteo), y un sonado desafío a la también luchadora Ronda Rousey.

  • Julio César Chávez

Con 1,71 de estatura, las cifras de este mexicano nacido en 1962 en Ciudad Obregón (Sonora), hablan por sí solas: 107 victorias (86 knockouts y 21 decisiones), 6 derrotas (2 knockouts y 2 decisiones) y 2 empates. Se interesa por el boxeo a los 16 años y empieza a hacer camino en el ámbito profesional en 1981, tras una victoria seguida de una descalificación que se consideró injusta, por lo que esta fue rectificada a su favor. Entre sus títulos mundiales, cuenta el peso súper pluma, ligero y superligero del CMB, el peso ligero de la AMB y el peso superligero de la FIB.

Tampoco está exento de récords, ya que es el boxeador con más peleas de título mundial (37), permaneció invicto casi 14 años, es quien ha ganado más peleas desde su inicio profesional y es el primer púgil mexicano con tres títulos mundiales en el mismo número de divisiones. Para muchos, Julio César Chávez es, estadísticamente, el mejor boxeador que ha dado México y el que más riesgos ha asumido por combate.

  • Cecilia Brækhus

Apodada “La Primera Dama del boxeo”, Cecilia Brækhus está considerada como la mejor luchadora en la historia del pugilismo femenino en peso welter, categoría por la que ostenta el título mundial en todas las organizaciones del boxeo. Es colombiana, tiene la nacionalidad noruega y entrena en Alemania, lo que le ha permitido convertirse en una deportista multicultural que se desenvuelve con fluidez en tres idiomas (inglés, alemán y noruego).

Curiosamente, el español no está entre ellos, ya que fue adoptada por una pareja noruega con tan solo dos años y se crio en Bergen, la llamada “Ciudad de las Siete Montañas”. Puso el broche a la “carrera” en el de boxeo de HBO en diciembre del año pasado con un evento principal en el que peleaba contra Aleksandra Magdziak Lopes. Además, es la primera mujer que aparece en un combate en esta misma cadena.

  • Rocky Marciano

No podíamos dejar pasar este top sin hablar de la leyenda viva que inspiró a la leyenda en la ficción Rocky Balboa. Puede que no todos sepan que uno de los personajes que encumbró a Sylvester Stallone toma referencias de Rocco Francis Marchegiano. O, lo que es lo mismo, Rocky Marciano. Este boxeador italoamericano se retiró invicto en 1956 siendo el único campeón de boxeo de los pesos pesados que no conoció la derrota en su carrera.

Sus intereses coleaban entre el boxeo y el béisbol, pero su destino parecía escrito al comenzar su carrera como aficionado en el Ejército de los Estados Unidos, tras ser reclutado por la armada en 1943. Marcó la historia del pugilismo con combates como el mítico Marciano vs. La Starza y dio por concluida su trayectoria a los 32 años. Por desgracia, dio con un final prematuro en un accidente de avioneta 14 años después. Eso sí, dejando una larga estela y el listón muy alto.

Ellos y ellas marcan la diferencia y han encontrado en este deporte su forma de vida. Y, por el camino, han salvado todo tipo de obstáculos (raza, clase, género…) ¿A qué boxeadores y boxeadoras incluirías tú en tu top 5?