La segunda temporada de ICE ya está aquí, y después de un primer episodio que sirvió de introducción, la serie ha pisado el acelerador y nos ha brindado uno de los mejores capítulos hasta la fecha. 

Si el capítulo anterior lo cerrábamos con los hermanos Green pensando en ir a visitar su mina -la que su padre les ha dejado en herencia, vaya- hasta Venezuela, el segundo episodio comienza con ellos aterrizando en el país. Una vez en su mina, los Green se darán cuenta de que nada es lo que parece, y que algo raro está pasando allí. 

El encargado de preservar la mina, afirma que todavía no han encontrado ningún diamante. Entonces, ¿por qué Pieter estaba tan interesado en hacerse con las escrituras del lugar? Finalmente, descubrimos -a la vez que los hermanos Green- que efectivamente la excavación sí esconde piedras preciosas y que, además, el vigilante de la zona está trabajando para el tío Cam.

Hablando del tío Cam: el más peligroso de la familia continúa en su cruzada personal por convertirse en el rey del negocio. Con su “hijo” de su lado, siguen trabajando por sus propios medios. Pero si alguien sigue destacando en esta historia, ahora con la ayuda de su hija, es Ava.

Recordemos que Ava es la poseedora del diamante del holocausto, piedra preciosa hiper valiosa que Isaac dejó en herencia de Willow. Ava mantiene el hallazgo en secreto, pero decide compartirlo con su madre: quiere venderlo, y con el dinero crear un negocio completamente legal que aleje a su familia de la mafia y los negocios turbios. 

Este encuentro, el de Ava con su madre, nos regala uno de los grandes momentazos de la serie, con un duelo interpretativo de primer nivel y con una tensión realmente estremecedora.

Y como ICE va de familias y de dramas, la trama de Lady Rah no podía alejarse demasiado. En el episodio anterior de la actual temporada, asediada por sus enemigos, Lady Rah intenta escapar junto a su hija con la peor de las suertes: la pequeña fallece en sus brazos. 

Como homenaje, en un acto que solo Rah podía permitirse, decide convertir las cenizas de su hija en un precioso diamante rojo que portará para siempre en su cuello. Un final triste y tremendamente emotivo para uno de los arcos argumentales clave de la serie.

El final del episodio nos muestra a unos hermanos Green escapando desesperados por la jungla de Venezuela, y a una Lady Rah dispuesta a todo por vengar a su hija. ¿Cómo continuará la historia de ICE? Nosotros no podemos tener más ganas de que llegue el próximo miércoles a las 22:55h. para salir de dudas.