DATOS BIO

Terrence Gene Bollea

11 de agosto de 1953, en lo más profundo de Augusta, donde lo del golf.

A.K.A. XTRM: Hollywood Hogan

Empezó a repartir:

Mítico en todas las empresas de wrestling o lucha libre en los ochenta, su primera oportunidad para repartir se la dio Vince McMahon. El magnate de la WWE le propuso ser la cara visible de su empresa y a partir de ahí la saeta rubia empezó a ocupar posters, muñecos y camisetas. Todo con un bronceado a medio camino entre el cola-cao y el betún de los zapatos.

Saltó a la fama por:

Como el ring se le fue quedando cada vez más pequeño, el bueno de Hulk Hogan, que por entonces ya había olvidado que en realidad se llamaba Terry, quiso saltar al cine. Así, entre su aparición en Rocky III junto a Sylvester Stallone y sus cameos en series como Vacaciones en el mar y El equipo A, su cara cada vez era más reconocible en todo el sagrado mundo del guantazo.

Siguió repartiendo estopa:

Después, aunque le empezaba ya a clarear un poquito más el cartón, vino toda la ristra de éxitos por la que le conocemos hoy en día: Gremlins, Operación trueno, Espía como puedas y hasta una aventura con los teleñecos en el espacio. Por supuesto, de vez en cuando se deja ver en algún ring, pero ya alejado de la acción más pura. No andamos para estos trotes, la verdad. De hecho, este mes podrás verle en XTRM en Arma Final, uno de sus papeles protagonistas más noventeros.

FICHA XTRM

Es experto en: el body slam. Lo que viene siendo cogerte por la rabadilla y el pescuezo y lanzarte de boca al suelo. Si no lo entiendes, tranquilo, él te lo hará en un momento.

Cuerpo a cuerpo: con su experiencia paramilitar y todo lo que aprendió como uno de los titanes del ring más legendarios, el cuerpo a cuerpo no es que lo domine, si no que lo dicta con autoridad. Igual un diccionario no, pero una galleta te la explica perfectamente.

Sus armas favoritas: sus propias manos. Y bueno, si se da la situación como para usar el AK-47 de Suburban Commando, eso que ganamos todos. ¿No?

La muerte también conduce: más allá de haberse subido al barco del amor y pilotar algún que otro tanque en su etapa de luchador, el bueno de Terry tiene en casa una colección de más de 12 Hummers. Hombre grande, coche aún más grande.

Redecorando tu casa: te lo creas o no, Hulk Hogan solo tiene una casa. Eso sí, está valorada en cerca de 9 millones de dólares y está en pleno corazón de Miami, donde están sus dos cosas favoritas del mundo: el sol y las pesas del gimnasio.

Su gran enemigo: podríamos decir, por hacer el chiste, que su principal enemigo es la melanina, pero no lo vamos a hacer. O también podríamos decir que la alopecia, pero tampoco. Quizás su rival más icónico haya sido Sly en Rocky III, aunque en le vida real son muy amigos.

Colegas conocidos: a pesar de que en su momento tuvieron riñas por unos comentarios racistas, Hogan es muy amigo de Dwayne “The Rock” Johnson, el propio Stallone, Mr.T, Donald Trump y el más XTRM de todos: Chuck Norris.

Algo más que patadas: preocupado por su alimentación desde joven, no ahora que ya pide un poco de tierra, Hogan es uno de los mayores donantes de la asociación de diabéticos de Estados Unidos. Además, participa en la Make-A-Wish Foundation cumpliendo sueños de pacientes terminales y, si te ve apurado con la compra, seguro que también te ayuda a meter las bolsas al coche.

Migas de pan: Sería un poco extraño que el más americano de los americanos reales se destacara por sus viajes alrededor del mundo, pero así es: durante medio año vivió en Japón para aprender la cultura de la lucha allí.

Frase Lapidaria: “No tengo miedo de ningún hombre, bestia o demonio”.