DATOS BIO

Hans Lundgren

3 de noviembre de 1957, Estocolmo, Suecia.

A.K.A. XTRM: Dolph Lundgren

Empezó a repartir:

Fue a los 14 años cuando empezó a sentir una fuerte atracción por las artes marciales, pero no se desvió del camino que parecía marcado para él. Se graduó en tecnología para luego sacarse un máster en ingeniería química, y pronto le dieron una beca en matemáticas para estudiar en Estados Unidos. Allí participó como secundario en Panorama para matar, donde hacía de un matón cualquiera que pegaba a James Bond. Pero pronto conoció a un hombre que le animó a presentarse a un casting para cierto personaje que le haría famoso: Iván Drago.

Saltó a la fama por:

Sylvester Stallone le dio el papel gracias a su estupenda imagen y grandes músculos (Dolph mide 1,96m y pesa unos 105 kilos), y le hizo saltar a la fama al instante. El miedo que infundía en Rocky IV aterrorizó a una generación entera, y sus mortales puñetazos le situaron en el mapa cinematográfico. Dos años después se convirtió en He-Man para la adaptación al cine de los juguetes de Masters del universo, y no tardó mucho en convertirse en el primer hombre en interpretar a The Punisher, el antihéroe de Marvel. En menos de cinco años debutó, hizo tres personajes míticos y repartió puñetazos por medio Hollywood.

Siguió repartiendo estopa:

Nuestro héroe sueco arrancó los años 90 con más fuerza que nunca. Dark Angel: Ángel de la muerte, Rescate, Little Tokyo… Y Soldado Universal. El primer éxito de Roland Emmerich en tierras norteamericanas se basó en convertir a Jean-Claude Van Damme y Dolph Lundgren en dos soldados indestructibles. Según se dice, ambos se llevaron tan mal durante el rodaje que el enfrentamiento por ver quién tenía más éxito casi les lleva a las manos en el estreno. Y después de la lluvia de dinero que le proporcionó Soldado Universal en el 92, protagonizó otras 15 películas antes del cambio de siglo.

FICHA XTRM

Es experto en: Karate y judo.

Cuerpo a cuerpo: Como demuestra en Rocky IV, lo mejor es hacerte a un lado si se lía a puñetazos.

Sus armas favoritas: Pistolas mejor que cuchillos. Y francotirador mejor que revólver.

La muerte también conduce: En Fuga mortal interpretó a un ex-conductor de coches de carreras que huye de prisión para iniciar una gran persecución. Manejar un Ferrari rojo por el desierto es algo que encaja de maravilla con Dolph… salvo por el hecho de que el F40 que teóricamente conduce en la película es demasiado bajo para su altura.

Redecorando tu casa: A Lundgren le hemos visto repartir en toda clase de sitios, pero uno de nuestros favoritos es el restaurante asiático que destroza con sus manos en Little Tokyo: Ataque frontal. Digamos que lo de los palillos es demasiado poca cosa para él.

Su gran enemigo: Por supuesto, toca hablar de un tal Rocky Balboa. Se mosqueó al ver como Iván Drago mataba a Apollo Creed en combate, lo que generó una de las enemistades más legendarias del cine.

Colegas conocidos: En la saga de Los Mercenarios hemos visto a Dolph interpretando a un temible francotirador sueco que, pese a tener sus diferencias en ocasiones, es un gran amigo del personaje interpretado por Sylvester Stallone. Su mejor amigo y su peor enemigo.

Algo más que patadas: Por si tener esos músculos no fuera suficiente, es superdotado, y además de sus estudios en química habla seis idiomas. Sueco, inglés, alemán, francés, español, y algo de japonés. Casi nada…

Migas de pan: Sus puñetazos han visto mucho mundo, ensuciando de sangre las calles de Praga, Francia, Rusia, Londres e incluso Vietnam.

Frase Lapidaria: “Mi problema es que las personas se sienten intimidadas por alguien grande y hermoso como yo. Odian descubrir que también soy inteligente.”