No es extraño que a la industria del cine norteamericana le llame la atención algún que otro título gestado más allá del charco de vez en cuando. Las películas europeas, asiáticas, latinoamericanas… están muchas veces en el punto de mira cuando suena la palabra ‘remake’, y es que ¿por qué una idea no va a seguir funcionando al incluirle el “made in Hollywood”?. En XTRM , pensamos que esto es exactamente lo que pasó por la cabeza de las mentes detrás de estos 5 remakes estadounidenses. ¿Se equivocaron?

  • El secreto de una obsesión

En 2009, la cinta argentina ‘El secreto de sus ojos’ cautivaba al público con una historia más que potente. Contaba con rostros como Ricardo Darín, Gillermo Francella o el español Javier Godino. Siendo una de las más taquilleras de la historia del cine argentino y con el Oscar a Mejor película extranjera en su haber, no es de extrañar que despertara interés. El remake americano de 2016, que en castellano se llamó El secreto de una obsesión (viernes 12, 22:00)dio una vuelta de tuerca a la trama para adaptarla a la época (de los años 70 al 2002), al panorama político, social y cultural y al cambio de género con respecto a Pablo Sandoval, el personaje de Francella. Un casting de lujo (Chiwetel Ejiofor, Julia Roberts, Nicole Kidman…) y el mantenimiento de su esencia, hacen que muchos sean capaces de disfrutar tanto del original como de la “copia”.

  • Déjame entrar

No dudamos del talento de Chloë Grace Moretz a pesar de su corta edad en el momento de rodar el remake de 2010 Déjame entrar (Let me in)Su temprana madurez a la hora de interpretar le otorgaron a su personaje ese halo inquietante y perturbador que rodeaba al personaje de la misteriosa Abby. Pero a muchos se les hizo bastante cuesta arriba el digerirla, ya que los efectos especiales y el exceso de goreajeno a la cinta original, quitaron protagonismo al horror y la crudeza elegante que caracterizaban a la película sueca. En fin, Låt den rätte komma in (Deja entrar al indicado en sueco) siempre estará ahí para nosotros.

  • Los hombres que no amaban a las mujeres

En 2012, David Fincher reinició a la americana la también sueca y exitosa saga Millenium (basada en las novelas de Stieg Larsson). Y, como no podía ser de otra manera, empezó con el best-seller Los hombres que no amaban a las mujeres. Daniel Craig dejaba de lado a James Bond por un tiempo y se metía en la piel del periodista Mikael Blomkvist. Rooney Mara, por su parte se convertía en la nueva Lisbeth Salander, la joven hacker conflictiva pero de inteligencia privilegiada que ayudaba a Mikael a investigar una serie de asesinatos de chicas jovenes que se prolongaban en el tiempo desde los años 60. A día de hoy y sin rastro alguno de una segunda entrega, parece que pasó sin pena ni gloria.

  • The ring (La señal)

Ay, el terror asiático… a ojos de muchos fans del género, Hollywood se ha cebado con él especialmente. Sin embargo, puede que el paso del tiempo haya conseguido convertir en una película de culto a The ring (La señal) al menos en occidente. El remake de la japonesa Ringu (El círculo) estaba protagonizada por Naomi Watts, a la que atormentaban una cinta de vídeo pesadillesca, una voz que le susurraba que le quedaban solo 7 días de vida y una niña de pelo largo y negro… Admítelo ¿te quitó el sueño?

  • Quarantine

En 2014, Jaume Blagueró y Paco Plaza daban por concluido su apocalipsis zombie particular con REC 4. La cuarta entrega de la saga puso el broche final a este fenómeno del cine español… eso sí, no sin antes contar con su propio remake estadounidense, al que llamaron Quarantine (2009) y que protagonizó Jennifer Carpenter. Misma premisa, mismo formato y reproducción casi plano a plano. Todo es cuestión de gustos.

¿Y tú, XTRMer? ¿Eres partidario de los remakes? ¿O piensas que algunas cosas deberían dejarse tal y como están?