La productora The Asylum, hoy en día muy conocida gracias a su saga Sharknado, es una de las mejores a la hora de desarrollar títulos en paralelo a los grandes estudios pero con menor presupuesto, sí, pero también con una mayor libertad creativa y bastante poco freno. Este mes en XTRM recuperamos La guerra de los mundos, un título estrenado el mismo año que su hermana mayor, la protagonizada por Tom Cruise, pero cargada de elementos y aspectos muy disfrutables, que solo podemos saborear en este tipo de producciones, cuyo único objetivo es la diversión del espectador.

El argumento no varía, pero sí la forma de contarlo. Así que no es spoiler contaros que al final los visitantes se vuelven a casa con una buena paliza, que ni ha sido la primera ni será la última en el cine. Por eso recuperamos 10 títulos imperdibles en los que la humanidad leyó la cartilla a las bestias que trataron de hacerse con nuestro planeta.

  1. La guerra de los mundos (1953)

Fue la primera adaptación a la pantalla grande de la novela de H. G. Wells, y llegó para plasmar en imágenes (se llevó el Oscar a los mejores efectos especiales) la formidable lectura de esta que hizo Orson Welles en la radio en 1938, un programa especial que causó el pánico entre los estadounidenses y es ya historia del medio. En esta ocasión, los extraterrestres, con los humanos contra las cuerdas, son vencidos por las bacterias y virus que a nosotros apenas nos cuestan un estornudo. En 2005 Steven Spielberg firmó el remake, con unos primeros 40 minutos que son un prodigio narrativo. Su versión paralela, y por supuesto más gamberra, la podréis ver en XTRM la tarde del domingo 31 de agosto a las 16:30h.

  1. Están vivos (1988)

Nada como ponerse unas gafas de sol para descubrir que una raza alienígena lleva años instalada entre nosotros, manipulándonos y sometiéndonos gracias a mensajes subliminales muy ligados al consumismo. La película más personal del maestro John Carpenter también es la más transgresora de toda su carrera, al funcionar como un vehículo para atacar el capitalismo y denunciar a los medios como sus perfectos cómplices. Para el recuerdo una de las peleas más largas de la historia del cine: cinco minutazos de tortazos entre Roddy Pipper (destacado luchador de la WWF) y Keith David, el prota de la peli que consiguió el papel gracias a la relación establecida con el director en otro título de culto: La cosa.

  1. Independence Day (1996)

Roland Emmerich ya había dejado claro que la ciencia ficción era lo suyo con Soldado Universal (su debut en Hollywood en 1992) y Stargate (1994), pero con Independence Day se apuntó un tanto definitivo, además de cogerle el gustillo a hacer saltar por los aires símbolos e iconos planetarios. Una invasión extraterrestre que se fue al traste gracias a un Will Smith que ese mismo años decía adiós a El príncipe de Bel-Air (la serie que la lanzó a la fama) y unos efectos especiales revolucionarios para la época. Fue la primera película en romper la barrera de los 100 millones de dólares en su primera semana de exhibición y la más taquillera de la historia hasta la llegada de Titanic.

  1. Mars Attacks (1996)

Se gana su derecho a estar en nuestra selección por ser la única de todas las invasiones que tiene su origen en una serie de cromos homónima lanzada en 1962. Tim Burton dirigió este homenaje al cine de ciencia ficción de la década de los 50 y al de catástrofes de los 70 gracias a su prolífica galería de personajes (finalmente quedaron en 23 los 60 personajes barajados inicialmente) tras tres años de desarrollo y muchos problemas con las limitaciones de presupuesto. Una ácida sátira por la que desfila medio Hollywood ¡y Tom Jones! cuyo final rinde homenaje, a ritmo de mariachi, a La guerra de los mundos.

  1. Starship Troopers (1997)

Nada mejor que un buen ataque para defender nuestro planeta. Y así de claro lo vio Paul Verhoeven cuando decidió rodar esta película, que por accidente acabó pareciéndose mucho a la  novela homónima escrita por Rober A. Heinlein en 1959. Rodada en plena forma por el director, Starship Troopers es una punzante crítica a la armada, dibujada con mucha astucia como una suerte de sociedad fascista (los anuncios de la película para promover el alistamiento militar están influenciados por El triunfo de la voluntad, la popular película de la directora nazi Leni Riefenstahl) en la que el ejército es una de las mejores opciones para los jóvenes de todo el planeta. Sirvió de trampolín para Denise Richards y Casper Van Dien, y aunque no está del todo probado, algunos sostienen que contiene la mayor explosión rodada nunca para el cine.

  1. Señales (2002)

Night Shyamalan se ponía muy marciano en esta película en la que la incomunicación en el seno familiar flota en una atmósfera que no necesita de grandes artificios visuales para atrapar al espectador en la tensión de un relato que ponía de nuevo los habilidades narrativas del director encima de la mesa. Mel Gibson (Paul Newman rechazó el papel) en el rol protagonista, flanqueado por Joaquin Phoenix, Rory Culkin (el hermano pequeño de Macaulay) y la debutante Abigail Breslin (sí, la niña que nos robó el corazón en Pequeña Miss Shunsine).

  1. Attack the block (2011)

Hay muchos lugares para iniciar una invasión con éxito, pero un suburbio de Londres en el que campan las pandillas juveniles desde luego no es la mejor manera de empezar. Joe Cornish dirigía en 2011 esta curiosa coproducción en la que los bates de béisbol o los fuegos artificiales (Solo en casa versión macarra) paraban los pies a unos seres que bien podrían pasar por ser primos lejanos de los Critters, aquellas bolas peludas que en 1986 sí invadieron con éxito los videoclubs.

  1. Battleship (2012)

O hundir la flota contra los aliens. Unos aliens que se fijan en nuestro planeta gracias a nuestros grandes amigos de la NASA, que siempre andan enredando con sus sondas y muchas veces nos meten en muchos problemas. Por eso, porque el que la hace la paga, como reza el dicho, los norteamericanos encabezan una coalición internacional para hacer frente los acorazados alienígenas en esta película de Peter Berg. Para el recuerdo el primer papel de la cantante Rihanna en el cine (que se saldó con un Premio Razzie que no sorprendió a nadie) y un presupuesto de más de 200 millones de dólares que fue imposible de recuperar en taquilla. No solo se hundieron nuestro visitantes…

  1. Pacific Rim (2013)

¿Y si vienen de otra dimensión también son extraterrestres? Por si acaso vamos incluyendo por aquí el título dirigido en 2013 por Guillermo del Toro, un titánico espectáculo en el que los imponentes Jaegers son el último bastión de defensa frente a los monstruosos (en todos los sentidos) Kaijus. Y no solo los Kaijus dieron problemas, porque en Hungría se prohibió cualquier tipo de promoción de la película que hiciese referencia al Jaeger bautizado como “Gypsy Danger” por motivos obvios, y este fue el único nombre que no fue traducido del inglés cuando se proyectó la película en Hungría.

  1. Al filo del mañana (2013)

No solo uno de los grandes títulos del género de 2014, sino también de la década. Espectacular ejercicio de acción el que estrenó Doug Liman, con Tom Cruise y Emily Blunt en plena forma para repeler una invasión en la que la humanidad tenía todas las de perder. Desde su arranque (fenomenal homenaje al desembarco de Normandía) hasta sus créditos, Al filo del mañana es entretenimiento puro y duro, al menos para el espectador porque los exoesqueletos que vemos en pantalla (se llegaron a hacer 50) pesan 27 kilos. Y Atrapado en el tiempo, siempre en nuestra memoria

10 títulos que nos gustan mucho porque todo tienen algo en común: ellos pierden. Así que el sábado 31 de agosto a las 16:30 prepara las palomitas porque vas a asistir a un buen espectáculo, con efectos especiales, extraterrestres y la raza humana en muchos aprietos. Pero tranquilo, que la última colleja la damos nosotros.