Desde que Isaac Asimov estableciese las tres leyes fundamentales de la robótica (Aparecidas por primera vez en el relato “Círculos viciosos”, allá por 1942) la ciencia ficción ha flirteado con historias en las que nuestras adorables máquinas se pasan por el arco del triunfo unos mandamientos que han trascendido lo literario para pasar a formar parte de la robótica como un dogma de fe, en prácticamente todos sus campos.

Este mes vamos a tener que enfrentarnos a una invasión muy tecnológica: la de una inteligencia artificial que viene dispuesta a no hacer prisioneros. Jamie Lee Curtis tendrá que volver a convertirse en una heroína en Virus, una cinta de ciencia ficción que emitimos en XTRM los próximos Sábado 17 de agosto (10:32h) y jueves 22 de agosto (15:45 y 00:50h).

Ni es la primera vez que nos enfrentamos a la rebelión de las máquinas ni será la última (palabrita de Hollywood), así que vamos a repasar (o descubrir) 10 títulos imprescindibles en los que las máquinas han decidido tomar el control.

1.- 2001: una odisea del espacio (1968)

Imposible abrir un ranking de esta naturaleza sin llamar a filas a la obra maestra de Stanley Kubrick. Un título que no solo es considerado uno de los mejores dentro del género, sino que además funciona como una bisagra evolutiva en su temática y madurez. Con ella la ciencia ficción dejó de ser un subgénero para pedir su sitio al lado de los grandes géneros. HAL 9000, el ordenador central de la nave Discovery 1 se rebela contra la tripulación por una sencilla razón: descubre que planean apagarlo. Y no está muy por la labor de tomarse un descanso. La secuencia en la que David finalmente es capaz de poner a HAL 9000 fuera de combate es historia por su emulación en mayúsculas de una lobotomía a una máquina. Brutal.

 

2.- Almas de metal (1973)

Cuatro décadas antes de que HBO sentase a medio planeta a admirar Westworld, Michael Crichton debutaba en la pantalla grande con Almas de metal (una traducción de Westworld, su título original, que todavía estamos tratando de digerir…). El prolífico escritor de ciencia ficción e intriga (Congo, Esfera o Parque Jurásico son adaptaciones de sus novelas) proponía la rebelión de unos robots creados y diseñados para el ocio en un parque de atracciones, anticipando una rebelión de éstos ante los constantes abusos de los humanos. El novato director solo necesitó 30 días para finalizar el rodaje de una obra de culto que tuvo su continuación en forma de serie televisiva a principios de los 80 en la CBS, aunque de la calidad de ésta, mejor vamos hablando otro día…

 

3.- Star Trek: la película (1979)

La primera película de la franquicia de la mejor serie de ciencia ficción para muchos fue también uno de los últimos trabajos para el cine de Robert Wise, un director todoterreno que fue capaz de saltar por los géneros firmando clásicos en todos ellos (West Side Story, Sonrisas y lágrimas, La amenaza de Andrómeda, The Haunting…). En la primera aventura para la pantalla grande la tripulación de la USS Enterprise, el Almirante Kirk y los suyos deben parar la amenaza que supone para la tierra V´eger, que en realidad acaba siendo la sonda Voyager 6, lanzada por los humanos al espacio a finales del siglo XX que en su periplo interestelar ha acabado adquiriendo conciencia propia. Sus intenciones, como podréis sospechar, no son muy pacíficas. Una de las auténticas heroínas de la película, aunque no salga en plano, fue la esposa de Robert Wise, que convenció al director para que aceptase el proyecto y también fue decisiva para que Leonard Nimoy (Spock), muy reticente ante el proyecto, hiciese la película.

 

4.- Saturno 3 (1980)

En este curioso trabajo de Stanley Donen un robot se rebela contra su creador (y todo lo que se le ponga por delante) al caer enamorado de Alex (Farrah Fawcett). La acción se desarrolla en una base lunar de Saturno, y el desencadenante de todo el lío es un psicópata llamado Benson ¡interpretado por Harvey Keitel! Además, la cinta guarda algunas escenas bastante subidas de tono, tanto en violencia como en el uso de objeto sexual que se hace de Alex, la mujer de Adam ¡interpretado por Kirk Douglas!

 

5.- Blade Runner (1982)

Poco que descubriros de esta catedral del género, semilla del Cyberpunk y fuente de prácticamente de todo lo que ha venido después. Robots (Replicantes para ser exactos) que se niegan a morir y un hombre obligado a buscarlos, localizarlos y retirarlos en un Los Ángeles más asiático que norteamericano. Para la historia prácticamente todo, desde su diseño de producción (Ghost in the Shell y Matrix después son confesos homenajes a su estilo visual) hasta su monólogo final, y por el camino una cascada de existencialismo que trasciende el propio universo fílmico de la película. Irrepetible, aunque muy bien continuada por Dennis Villeneuve con Blade Runner 2049.

 

6.- Juegos de guerra (1983) 

La implantación de los robots en la armada para las labores que pueden suscitar más recelos entre los humanos como podría ser orden de un ataque nuclear lleva al ejército norteamericano a desarrollar el sistema operativo. Cuando un joven Hacker entabla conexión con el ordenador central del sistema de defensa, se desata un juego estratégico sobre la III Guerra Mundial como tablero que pronto deja de ser un entretenimiento para pasar a ser una amenaza real, al ser tomado en serio por “Joshua”, el sistema operativo de defensa. Esta historia dirigida por John Badham fue candidata al Oscar a Mejor guion original y sirvió de despegue para Matthew Broderick, que encarnó a la perfección al hacker en unos tiempos en los que internet aún no había saltado del uso militar al doméstico.

 

7.- Terminator (1984)

Teminator supuso el gran salto de James Cameron (los ejecutivos de Fox al verla ni se tomaron la molestia de leer el guion de Aliens para dar luz verde al proyecto) y combinó la rebelión de las máquinas con los viajes en el tiempo de manera magistral. De nuevo la adquisición de conciencia propia, y de nuevo la decisión de borrar del mapa al ser humano, una molestia condenada a desaparecer. Skynet sería el complejo sistema ejecutor. Aunque su secuela fue otro peso pesado dentro del género, la inferioridad del resto de las entregas de la franquicia ha provocado que la siguiente película (Terminator: Destino oscuro) retome la narración desde Terminator 2, obviando el resto de películas ¿tomarán nota de esta jugada los responsables de la franquicia Alien?

 

8.- Cortocircuito (1986) 

De nuevo John Badham , abordando esta vez la única película de este ranking en la que un robot no se rebela para acabar con nuestra especie, sino que lo hace precisamente para lo contrario, para no matar. Un comedia de éxito rotundo en 1986 que sembró el cariño planetario por Johnny 5 (Número 5), uno de los robots más pacifistas de la historia del cine (sí, no podemos olvidarnos de Klaatu de Ultimátum a la tierra). Lo que quizá no todo el mundo sabe es que Cortocircuito iba a ser en un principio una película mucho más oscura, en la que Johnny 5 era un robot militar fuera de control y muy peligroso. Esta premisa se fue suavizando en continuas reescrituras de guion hasta llegar a despojarse de su naturaleza de thriller para acabar siendo una comedia familiar y antibelicista.

 

9.- Matrix (1999)

La trilogía de las Hermanas Wachowsky es la película a para los espectadores del siglo XXI. El festival de referencias culturales, filosóficas, religiosas y políticas es apabullante, y como ya hiciese George Lucas para su primera trilogía galáctica, se compone una historia a través de nuestra identidad global, creando un puzzle formado por decenas de fichas que apelan a todo tipo de pensamientos, creencias y civilizaciones. Las máquinas han declarado la guerra a los humanos, y nuestra vida corriente no es más que un programa para tenernos bajo control. La premisa es muy poderosa, y el desarrollo de la trilogía, aunque irregular en muchos apartados, es absorbente y revolucionario. Otro universo en constante expansión que ha colonizado nuestras vidas para instalarse en la cultura pop a través de los cómics, el merchand, las novelas gráficas, la animación… Estad preparados porque pronto sabremos más acerca de una cuarta entrega de Matrix.

 

10.- Yo, robot (2004)

Mucho más que una película de acción de Will Smith. Bastante más. La película es el sueño hecho realidad de su director, Alex Proyas, y también supone una de las interpretaciones más fieles (en su postulado) de la obra de Isaac Asimov, y entre sus Set pieces de acción tiene tiempo para hacernos reflexionar a través de sus planteamientos éticos y morales. Además, Yo, robot nos presenta a Sonny, un robot que puede soñar, y un hito dentro de la robótica cinematográfica que necesitó de 50 diseños hasta dar con el ganador, que conjugaba transparencia, simetría y una forma muy humana. Para el recuerdo el interrogatorio del detective Spooner a Sonny en el que el robot le rebate uno a uno los argumentos al escéptico detective.

 

Desde el espacio o con la tierra como campo de batalla, lo cierto es que cada día tenemos más claro que con la inteligencia artificial hay que tener mucho cuidado, y muchas dosis de respeto y sensatez. Y recuerda que el próximo sábado 17 de agosto (10:32h) y jueves 22 (15:45h) podrás «disfrutar» de Virus en Canal XTRM.