¿Te ha gustado el episodio 6 de Blood Drive tanto como a nosotros? Mientras esperas para ver el episodio 7 el próximo miércoles 19 a las 22:55, XTRM te trae otra jugosa review para que no desaparezca tu sed de sangre…

Después del pringoso parón del episodio anterior, la Carrera Sangrienta ha quedado reanundada, miembros amputados y vísceras incluidas. Slink le ha revelado a Grace que su hermana Karma se encuentra recluida en un centro de rehabilitación para mujeres y, como no, le obliga a competir de nuevo diseñando una ruta que pasa por el lugar en cuestión. Claro que, deberá procurar no llegar a la meta en último lugar, o explotará la bomba que todos los corredores llevan implantada en la cabeza.

Slink no puede evitar divertirse a costa de los malos tragos de los demás e incluye otra novedad en el recorrido: las Tierras Salvajes, territorio de amazonas motorizadas algo sectarias que tienden una trampa a nuestros protagonistas. Su líder, Carolina, lleva a Arthur y Grace a su “paraíso”: Mayora. Donde odian a los “esparcesemillas” (los hombres), que son encerrados y convertidos en bancos de semen particulares.

Mientras, en Heart Enterprises, Aki y Christopher llevan su relación un nivel más allá y lidian con los problemas de cualquier pareja joven… sin contar con un control constante y enfermizo y con la tortura mediante “pequeños reajustes de conducta”. Es emocionante ver a Aki mostrar un lado tan humano comportándose como una novia celosa y dudando entre matar, mutilar, castrar o desear un buen día a su “cielito”.

Volviendo a Mayora, Grace habla a Carolina de su hermana y esta la reconoce. Todas estuvieron en el mismo centro para mujeres y lo redujeron a cenizas tras amotinarse ferozmente. Sin embargo, las noticias no pueden ser más devastadoras para ella: su hermana murió durante la revuelta. Grace se enfrenta a Carolina, que quiere hacer de Arthur otro animal al que ordeñar, pero no opone resistencia ni se defiende ya que se encuentra rota de dolor por lo que acaba de saber.

La subtrama estrella esta vez es para el matrimonio formado por Domi y Cliff (y su, totalmente fuera de lugar, coche familiar) que también acaba en el paraíso de las amazonas solo para que Domi deje una estela de cadáveres tras de sí, como la asesina despiadada que es. Eso sí, sin hacer distinción alguna entre hombres y mujeres.

¡Recuerda! Tienes un nuevo episodio de Blood Drive cada miércoles a las 22:55 en XTRM.