La recta final se acerca, y cada vez Sombra parece ser más consciente de la realidad a la que se enfrenta. Esta semana American Gods nos ha dejado uno de sus capítulos más criticos -en cuanto a la sociedad americana se refiere- que nos ha mostrado sin tapujos cómo los antiguos Dioses están siendo masacrados.

Si algo importante hemos entendido con este sexto episodio, es que los Dioses pueden morir. Lo vemos al principio con Jesús -que, sin embargo, parece que seguirá con vida gracias a que la mayoría de los humanos sigue creyendo en él-, y lo vemos posteriormente con Vulcano.

Y es que Vulcano -Dios Antiguo- ha entrado en la guerra pero desde el bando equivocado: los Nuevos Dioses le convencen para que vuelva a reinar y los humonas vuelvan a adorarle – y por consiguiente, adorar las armas y la guerra-.

Sombra continúa asistiendo perplejo al espectáculo dantesco y loco que los Dioses le tienen preparado. Después del altercado con Vulcano, en una ciudad tomada con las armas, continúa su viaje junto al Sr. Miércoles hacia Kentucky.

Pero esto no es todo, ya que Laura sigue viva junto a Sweeney. Ellos dos, junto a Salim -protagonista en capítulos anteriores de la escena más tórrida de toda la ficción- deciden aliarse para intentar defender sus intereses individuales.

Parece que todos los grupos están destinados a encontrarse -¿será en Kentucky?- y que el gran conflicto entre los Dioses es, ahora sí, inminente. ¿Estáis preparados para el combate final? Solo quedan dos episodios de la primera temporada, que veremos los domingos a las 22:00h. ¡Larga vida a American Gods!