Después de tres semanas, por fin conocemos un poquito más de uno de los personajes más curiosos de American Gods. En el que, hasta la fecha, se trata del capítulo más fácil de digerir para el espectador, hemos conocido todos los detalles de la “no muerta” más popular de América: Laura Moon. Creíamos que se había ido, que no estaba; pero no podíamos estar más equivocados.

Durante este episodio, la serie se ha tomado un pequeño descanso de Sombra para centrarse en el personaje de su novia. Así, conocemos todo lo que ha llovido desde que la joven “muriera” en el accidente de tráfico. Sabremos más de su pasado, de su relación de pareja y del carácter de cada uno de ellos.

De esta forma, nos enteramos de algo que nos deja con la boca abierta: la persona misteriosa que salvó a Sombra de los esbirros de El Tecnólogo en el primer episodio, era nada más y nada menos que la propia Laura.

Los primeros minutos nos presentan a una Laura recién fallecida en el accidente de tráfico, y su encuentro con el Dios Anubis en el más allá. Laura se fue, pero gracias a la deidad, regresa dispuesta a enmendar sus errores. Poco a poco vamos a ir conociendo a Laura, y enamorándonos un poquito más de ella. En contrapunto a Sombra, Laura es un personaje lleno de desparpajo, carácter y un fino humor viperino que nos encanta -impagable la escena de Laura “zombie” con la ex-mujer de su amante y la bañera-.

Si algo nos ha ofrecido este cuarto episodio es algo que veníamos buscando desde hace tiempo: respuestas. Parece que American Gods por fin marcha con pie firme para dejarnos comprender qué está pasando aquí, quién es quién y cómo cada personaje se labra su destino. Con la trama cada vez más interesante y la prometida guerra entre Dioses está más cerca, tendremos que esperar hasta las 22:00 del domingo que viene para conocer más detalles de Sombra y compañía. Y a ti, ¿qué te ha parecido este capitulazo?