Los Dioses por fin han aterrizado en XTRM para bendecir el verano de todos nosotros. American Gods llega con ganas de volvernos locos, fascinarnos con su estilo visual y encandilarnos con todos sus personajes. ¿Qué ha ocurrido en el primer episodio de la primera temporada? Este artículo está plagado de spoilers; ¡quedas avisado!

El piloto funciona como introducción para que conozcamos a -casi- todos los personajes de la historia. El primero del que tenemos información es de Shadow Moon (Sombra), el absoluto protagonista. Ingresado en prisión, la abandona después de recibir una desagradable noticia: su novia ha fallecido en un accidente.

De camino al funeral, Sombra conoce al Sr. Miércoles, un enigmático tipo que sabe demasiado de su vida y que le ofrece trabajar para él. Nuestro protagonista pronto se dará cuenta de que Miércoles no es alguien corriente, sino que esconde varios secretos… Aún así, decide aceptar el trabajo en una situación límite y desesperada, convertido ahora en un ex-convicto.

Durante todo el capítulo, Sombra va a ir conociendo “personas” de lo más variopintas, y poco a poco descubrirá que se acaba de meter de lleno en algo tan grande que trasciende su propia existencia. Junto al Sr. Miércoles, se encontrarán en un bar con Mad Sweeney, un “leprechaun” muy molesto y con una actitud verdaderamente chulesca. Primer golpe de realidad: los duendes existen, aunque no son como habíamos imaginado.

Sin embargo, el gran enfrentamiento del episodio lo tendrá con Technical Boy. Entre sueños y alucinaciones, Sombra se mueve por este nuevo mundo sin saber qué es realidad y qué no. En este letargo se topará con este joven Dios que amenaza con resultar de lo más peligroso. Cuando comienza una pelea encarnizada con los hombres de Technical Boy, alguien misterioso aparece para salvar a Sombra…

Esta complejidad, sin embargo, tendrá un punto de dura honestidad que hará que nuestro protagonista ponga los pies en el suelo. Y es que Sombra descubre algo que termina de empeorar la situación: su novia recién fallecida, ha muerto en un accidente de tráfico mientras realizaba un acto sexual con su mejor amigo… 

Además, junto a la historia principal, el episodio piloto nos presenta a personajes como Bilquis; la responsable de la escena más loca y desconcertante del capítulo, que no vamos a contar para no herir sensibilidades -si lo habéis visto, sabéis por qué-.

Con un estilo visual inconfundible y una historia rematadamente desconcertante, American Gods se presenta como un rompecabezas inclasificable y complejo, del que tenemos muchas ganas de saber más. Y tú, ¿que opinas del piloto de una de las series más aclamadas de los últimos años? Tendremos que esperar hasta el próximo domingo para seguir las peripecias de Sombra, Miércoles y compañía.