Ip Man: La leyenda es una de esas películas que une la acción, artes marciales con la enseñanza ética. La película dirigida por Herman Yau y protagonizada por Yu-Hang To, es la segunda parte de la historia del maestro  Whing Chun (Ip Man). De cómo éste llega a Hong Kong para impartir clases sobre su modalidad de artes marciales.

En el camino que debe recorrer para llegar a su objetivo (avanzar en su carrera como maestro), tiene que saltar numerosos obstáculos y rivales. Es por esto que la saga, en general, e Ip Man: La leyenda, en particular, además de mostrarnos que se puede repartir con elegancia y coreografías enrevesadas nos enseña estas 5 cosas, que podrás aprender el próximo lunes 23 de abril a las 22:00. 

  • Arrodíllate ante el maestro

Siguiendo las antiguas tradiciones chinas de artes marciales, la ceremonia debe empezar con el aprendiz arrodillado ante el maestro, como símbolo de sumisión y admiración a éste.

Ip Man: La leyenda

  • Activa tus sentidos con los ojos vendados

Una de las escenas míticas del film Ip Man: La leyenda, es el momento en el que el maestro Ip Man enseña a su alumno a luchar con los ojos vendados, para ayudarle a activar los demás sentidos con la técnica Chi Sau.

  • Bloquea a tus rivales entrenando solo

No hace falta tener un entrenamiento cuerpo a cuerpo para tener las mejores técnicas y habilidades marciales. Ip Man: La leyenda, nos enseñó a utilizar el Mook Yan Jong, un aparato de madera con tres brazos de madera y una pierna que hacen alusión al oponente. Con él, se pueden practicar todas las técnicas habidas y por haber sin necesidad de tener un compañero de combate.

  • El alumno siempre supera al maetro

Si no eres ambicioso no mereces formar parte del grupo de los aprendices. Hay que tener ganas, desearlo con fuerzas, luchar y entrenar todos los días para ser el mejor. Ip Man nos lo demostró una vez más, superando a su propio maestro Ng Chung-sok, consiguiendo técnicas impolutas y sofisticadas de las que su maestro, carecía.

Doloroso ver cómo Ip Man entrenaba para ganar flexibilidad en las piernas.

  • Palo largo, sabor amargo

¿Quién necesita cuchillos o pistolas si puede utilizar un palo para hacer pupa? Ip Man nos enseña a coger un palo (no vale el que tiras al perro) de unos 2,50 metros con el que realizar malabarismos varios y que auguran dejar un sabor más que amargo al que se meta contigo.

Esto son solo 5 cosas de las miles que nos enseñó Ip Man: La leyenda en el film. ¡A entrenar! Queremos que seas el siguiente Ip Man. ¿Tienes lo que hay que tener? Ya sabes, tienes cita con uno de los mayores maestros de la historia de las artes marciales, el lunes 23 de abril a las 22:00.