Seleccionar página

Salir al mundo da miedo. Está lleno de peligros y amenazas. Mucho mejor en casa, o en algún lugar familiar. Con la seguridad que da conocer las estancias y todo lo que hay dentro. Hasta que se apaga la luz. Se corta la línea del teléfono. No hay Internet ni vecinos. Se empiezan a oír ruidos. ¿Mucho mejor en casa, eh? Aquí te presentamos seis películas de las que querrás escapar cueste lo que cueste y durante todos los miércoles a las 22:00 el mes de febrero en XTRM podrás empezar a poner en práctica tus dotes de escapatoria. Aunque sabemos que (como nosotros) sufrirás cuando lleguen los títulos de crédito.

  • La habitación del pánico (2002)

Este clásico del horror casero se estrenó en 2002 con el protagonismo estelar de una taquicárdica Jodie Foster. ¿La premisa? Bastante sencilla: una invasión del hogar desemboca en una madre encerrada con su hija en una habitación a prueba de balas. Una hija diabética encarnada por una casi debutante Kristen Stewart le añade tensión a un auténtico thriller de culto. Claustrofobia en un cuarto de cuatro por cuatro.

  • REC (2007)

¿Quién le iba a decir a la pobre Ángela que iba a acabar metida en semejante panorama cuando ella solo pretendía ver cómo vivían los bomberos una noche tranquila? O, al menos, eso es lo que pensaba ella, porque lo que prometía ser una actuación cualquiera en un edificio acaba como el rosario de la aurora, dejando al público totalmente histérico. Y nos darás la razón a partir de las 22:00 de esta misma noche. Pero, ojo, eso sí: ¡Pablo, grábalo todo, por tu puta madre!

  • Misery (1990)

Adaptar a Stephen King es uno de los caramelos más codiciados en la industria del entretenimiento. El payaso de IT (ESO), el perro de Cujo o los zombis de Creepshow son buenos ejemplos. Eso sí, todos sobrenaturales. En Misery, una oscarizada y temiblemente real Kathy Bates encierra en su casa a su escritor favorito para cuidarle. No sabemos qué pensará James Caan, pero nosotros por Bates no nos dejábamos cuidar.

  • The Descent (2005)

Como decíamos, no todos los peligros claustrofóbicos vienen del hogar. En este caso, una cueva virgen se convierte en trampa mortal para unos excursionistas. Reivindicada muchas veces como una de las mejores películas de terror del siglo, The Descent ahonda en la desesperación de un grupo de espeleólogos en su encuentro con inesperadas criaturas de la noche.

  • Buried (2010)

Probablemente uno de los títulos que más se asocia en el mundo del cine a la claustrofobia. El cursillo acelerado de tensión que nos ofreció el español Rodrigo Cortés en 2010 con la película protagonizada por Ryan Reynolds es una exhibición de las virtudes de este género. Y ya sabéis, siempre es conveniente llevar el mechero recargado y la batería a tope.

  • Coldwater (2013)

A Coldwater, como a la mayoría de esta lista, no le hace falta recurrir a grandiosos efectos especiales para llegarnos a atrapar y lo que es más importante, acongojar de verdad: ¿Hay algo peor que un encierro contra tu voluntad en un correccional…muy poco correcto? Hay maneras y maneras de llevar a tu hijo adolescente a un reformatorio, pero la de esta cinta en concreto nos va a hacer plantearnos muchísimas cuestiones éticas. ¿Planazo, verdad? El miércoles 21 nos acabarás de dar la razón.

Lo dicho: ya no tienes ninguna excusa. A partir de hoy, y todos los miércoles de febrero a las 22:00, podrás pasar miedo allá donde quieras, sin lugar a escapatorias. Sabemos que te encanta ese picor que te sube por el cuello ante la desesperación de los personajes en pantalla. Sabemos que disfrutarás a lo grande con nuestro ciclo dedicado a la claustrofobia. Enciérrate y disfruta, nunca mejor dicho.