El actor, coreógrafo de escenas de acción y artista marcial Tony Jaa, cumple este 5 de febrero 42 años, y como regalo de cumpleaños hemos escogido 5 escenas en las que nuestro ídolo parte y reparte justicia.  El maestro de artes marciales (domina el Wushu, el Taekwondo, el Muay Thai o el Muay Boran, entre otras disciplinas) cumple años y nuestro regalo es este tributo a sus habilidades, mortal abanico de llaves que le han granjeado un lugar en el olimpo de los grandes del cine de acción. Efectivamente, un reconocimiento ganado a pulso.

Tony Jaa

Y si te estás planteando quitarle el puesto a Jaa (todo el mundo se equivoca) te recordamos cómo se las gasta el amigo, el mismo día de su cumpleaños emitiremos Ong Bak 2: La leyenda del Rey Elefante, a las 11:25h y te aconsejamos que no pierdas de vista ninguno de estos órganos, porque es fácil que te levantes del suelo (o no) sin ellos.

  1. Tu cabeza en Ong Bak: El guerrero Muay Thai

Y es que la tienes para pensar, no para hacer el ridículo tomando decisiones equivocadas.  La nebulosa de patadas y tortazos está asegurada así que enfrentarte a Jaa sin casco (sospechamos que con casco pocas cosas cambiarían) es pura insensatez. Y si no has tenido bastante con el repertorio básico, prepárate para recibir hostiones a cámara lenta, los que realmente te van a reventar. Tu cabeza para Jaa es un melón, y en su cerebro todo vale para abrirlo.

Fuente: kinokopilka

  1. Tu nuez en Ong Bak 2: La leyenda del Rey Elefante

Los esclavistas son escoria, y por eso Jaa disfruta especialmente poniéndoles fuera de circulación. Abusan con tanta intensidad de los débiles que es un placer hacer añicos su gaznate. Y si estos tienen amigos, su destino no va a ser mucho más halagüeño.  Emulando a la novia en Kill Bill, Tony Jaa se dedica a romper miembros desde el suelo a toda una tropa de secuaces. Pero él se las arregla sin katanas, que para eso es quien es.

¿No nos crees? ¡Cuidado! El lunes 5 te lo demostramos a las 11:25h.

  1. Tus brazos en Ong Bak 2: La leyenda del Rey Elefante

¿Hemos dicho sin Katanas? Tranquilos que Tony Jaa también se sirve de armas blancas para enseñar el camino del dolor a sus adversarios. En la pelea final de Ong Bak 2 hay espadas, muchas espadas. Y para blandir una espada hace falta un brazo, así que ya podéis empezar a aplicar esta sencilla ecuación: blandir espada = brazo roto. No aún así, Jaa es un tipo generoso, y por el camino también nos regala tobillos pulverizados, zumo de dientes, y mentones reventados.

  1. Tu tórax en Ong Bak 3

Hay que ser bastante idiota para enfrentarte a Jaa, pero si además una bandada de cuervos sobrevuela el escenario apaga y vámonos. No se te pueden dar más pistas de cómo va a acabar el show. En esa escena de Ong Bak 3 sobresale el repertorio de tórax reventados. Con las manos, con los pies ¡Con lanzas!… Acercarte a Jaa no es buena idea, amigo. Si es que te va a acabar enganchando, alma de cántaro…

  1. Tu espalda en Ong Bak 3

Tu espalda, sí, aunque también tu orgullo. Porque en esta secuencia Tony Jaa se enfrenta a Dan Chupong, otra bestia parda en esto de lesionar adversarios, y tras una pelea muy bien coreografiada (incluye un buen puñado de tortazos a cámara lenta), el malote de Chupong termina por quedarse sin espalda. Y es que aterrizar sobre la cabeza de un elefante nunca fue la opción más cómoda. Y sí, a nosotros también nos duele.

5 secuencias para disfrutar del dolor ajeno. 5 secuencias para celebrar la buena salud de uno de los protagonistas del cine de acción del siglo XXI. ¿Alguien sigue con ganas de pelear? Pues recuerda: