Aníbal y Escipión. Mozart y Sallieri. Norris y Lee. Los grandes duelos de la historia siempre se han levantado gracias a dos personalidades antagónicas. Y a hostias. Los dos mejores párrocos del guantazo arrasan con todo lo que se les pone por delante para nuestro disfrute… y para el dolor de sus enemigos. Todo son patadas voladoras y mamporros a diestro y siniestro para gozar en estéreo cuando dos de las figuras imprescindibles de XTRM aparecen en pantalla.

Enfrentamos al zen marrullero de Bruce y al espíritu marcial cowboy de Chuck en estas diez frases. ¡Solo así podemos saber quién posee el cetro del puñetazo cinéfilo!

  1. “Chuck Norris no usa reloj. Él decide la hora que es”.

Leyenda donde las haya, Carlos Ray Norris nació en 1940 en Oklahoma y, que sepamos, allí todavía se utilizan relojes. Salvo que él diga lo contrario, por supuesto. Como coronel en jefe del soplamocos a mano abierta, creó su propia arte marcial: el Chuk Nun Do, que es básicamente Tung sun Do pero a su manera. Como todo lo que hace Chuck Norris.

  1. “Cuando le conocí era un tirillas”. – Bruce Lee sobre Chuck Norris

Esta frase, más real que los dientes en el suelo que dejan sus rivales, la pronunció el maestro de todos los maestros. Bruce Lee, al que sus conocidos definieron siempre como presumido como mínimo, no tenía mucha confianza en aquel chaval pelirrojo que se le acercó a pedir consejo durante el rodaje de El regreso del dragón (1972).

  1. “Una vez Chuck Norris tiró una granada y mató a ochenta personas. Y más aún cuando la granada explotó”.

Más allá de las artes marciales, los puñetazos de Norris se han repartido por varias películas a lo largo de la historia. La más famosa, por saga y por su extensión en el tiempo, fue Desaparecido en combate, con la que hizo una trilogía que molería a palos al Señor de los Anillos o al Batman de Christopher Nolan.

  1. “No reces por una vida fácil, reza para poder afrontar una difícil”. – Bruce Lee

“Y si no, revientas a quien se ponga por delante”, le faltó añadir. El maestro oriundo del mismísimo Chinatown de San Francisco también creó su propia arte marcial: el Jeet Kune Do. Como no podía ser de otra forma, lo hizo antes que Norris y en él se mezclan el Kung Fu, el Kempo y el Muay Thai.

  1. “Yo le enseñé el valor de las patadas voladoras”. – Chuck Norris

Es una de las anécdotas más curiosas de la historia del cine. Chuck Norris desveló a mediados de los 90 en un programa de televisión que fue él mismo y nadie más el que instruyó a Lee en las patadas voladoras, inshaguris, para los entendidos. Según el hombre que puede ver su propia nuca, hasta entonces Bruce Lee había despreciado este tipo de movimientos por considerarlos poco prácticos.

  1. “Sé un tranquilo espectador de lo que sucede a tu alrededor”. – Bruce Lee

“Y al que no te deje en paz, le pisas el cuello”. Vale, no lo dijo. Pero probablemente lo pensó. Versado en más de una veintena de películas (repartiendo en todas y cada una de ellas), el maestro del agua dirigió dos largometrajes en vida, produjo tres y guionizó otros tantos. Sobra decir que él hacía todas las escenas de acción que le permitía el seguro.

  1. Dicen del pulso de Chuck Norris que se puede medir en la escala Richter

Para no ser menos que Lee, la barba más musculada de Hollywood ha vivido un idilio con la gran y, sobre todo, con la pequeña pantalla. Sin lugar a duda, el santuario personal de la hostia norrisiana fue Walker Texas Ranger, que se extendió por 196 episodios a lo largo de 8 años. No quedó títere con cabeza. Ni moratón sin dueño.

  1. “El querer no es suficiente, debemos hacer”. – Bruce Lee

Y por eso escribía poesía. Y hablaba cinco idiomas incluyendo el mandarín, el inglés y el japonés. También se puede combatir la ignorancia a puñetazo limpio, ¿no? Eso sí, su cultivo mental no le libró de ser un hijo de su época y de joven formó parte de varias bandas juveniles callejeras. Nacido para el peligro.

  1. “Murió cuando teníamos una pelea pendiente. Y se la habría ganado”. – Chuck Norris

Esta revelación, más cercana en el tiempo que ninguna, la hizo Norris a la televisión francesa. Siempre resentido por su aspecto en el rodaje y en la pelea misma de El regreso del dragón, Chuck Norris confesó que pretendían volver a pelear en la gran pantalla y que uno de los escenarios que se barajaba era la Torre Eiffel. Nos quedamos sin un duelo a baguetazos que habría sido legendario.

  1. “En la discordia siempre busca la armonía”. – Bruce Lee

Más allá de la chulería calientahocicos de ambas figuras del cine de acción, la filosofía zen de Lee y la calma ante la tormenta texana de Norris siempre se impusieron y ambos guardaban un gran recuerdo del otro.

Norris. Furor del dragon

Recordad siempre: los guantazos, para el cine. Y mejor si es en Canal XTRM asistiendo cada martes a nuestro Combate de la semana, ¿no? ¡No os perdáis la cita todos los martes a partir de las 22:00!