Seleccionar página

A los que nos gusta del cine de acción no hace falta que nos digan quién es Chuck Norris, ni tampoco lo que su presencia implica en una película. Sabemos de sobra que con él como protagonista, la fiesta está asegurada de principio a fin. Y esto es justamente lo que asegura Desaparecido en Combate 3, la tercera (y última) entrega de una saga mítica que nos devolvió a Vietnam en busca y rescate de prisioneros de guerra norteamericanos.

Un título que XTRM recupera dentro de su ciclo ¡Esto es la guerra! Y que junto a Comando infernal, Operación Roque y La caza del águila uno conforma el prime time de acción de los jueves de febrero a las 22:00h.

Y aprovechando que el jueves 15 de este mes Chuck va a aterrizar en XTRM, os vamos a dar 5 razones por las que más os vale tener el culo pegado al sofá y estar viendo XTRM ese día a las 22:00.

  1. Un clásico de los videoclubs de los 80 y los 90

Todos los amantes del cine en general sentimos una pequeña punzada de nostalgia cuando recordamos los videoclubs. Ese pequeño oasis de cine donde paseabas hasta encontrar algo con lo que pasar la tarde de domingo. Y los que hemos vibrado con las patadas y los tortazos de Chuck, aún recordamos lo que era llegar a a la sección de acción y verle en una portada con una ametralladora más grande que su cabeza y una ristra de munición kilométrica.

Chuck no engañaba, y en las portadas de su películas ya avisaba de que la comedia y el romanticismo estaban desterrados en su espacio del videoclub. Mientras el resto de carátulas de cine de acción recurrían a todo tipo de composiciones, a las películas de Chuck Norris solo les bastaba la cara del actor como sello de calidad. Mierda de la buena, si buscabas un chute de acción pura y dura.

Desaparecido en combate 3

  1. Referente del cine de acción

Que la crítica de manera unánime vapulease la primera entrega de la saga, casi funcionó como detonante para que el público corriese en masa a los cines. Lo cierto es que sus dos primeras entregas se rodaron a la vez, y compitieron directamente con las entregas de Rambo en las carteleras, abriendo una guerra sana entre los estudios Cannon y Carolco (que además de la saga Rambo también se hizo cargo de la serie Aguilas de acero). Una saga que está muy por encima del resto de productos de acción habituales en la década de los 80.

  1. Broche final a la saga Desaparecido en combate

La primera película de esta saga veía la luz en 1984, y la última, Desaparecido en combate 3, en 1988. A través de sus tres películas, vemos a Chuck Norris sobrevivir en la caótica y despiadada selva de Vietnam. Pero es que esta última, lleva especialmente el sello Norris de calidad. En esta película, el propio actor ejerce, aparte de como protagonista, también como guionista. Y a los mandos tenemos a Aaron Norris, el hermano de Chuck, que también dirigió y produjo capítulos en Walker: Ranger de Texas y muchas otras películas de su hermano. ¡Doble ración de Norris!

  1. Escenas brutales

Si algo sabe regalarnos este actor es acción. Esa es su especialidad, y nunca decepciona. Y además, tenemos que tener en cuenta que al ser la última entrega, el César siempre está obligado a superarse y entregar a su público ese “todavía más” que tanto celebramos con alborozo en la platea. En esta película veremos a Chuck ser torturado, escapar de una cárcel, arrasar un campamento o dar la cara por los más desfavorecidos. Para ti o para mi podría ser una locura, pero para alguien como él, todo esto no es más que otro día en la oficina.

  1. Por si algún día te encuentras con Chuck Norris y te pregunta si la has visto

Puede que haya una remota posibilidad en la que coincidamos con Chuck Norris en un ascensor, en una gala benéfica o directamente por la calle. Pero si esto ocurre, y vamos a saludarle… ¿Os imagináis que nos pregunta si hemos visto Desaparecido en Combate 3 y no sabemos qué responderle? Es posible que esto le haga enfadar y nos haga papilla con una mirada. Por lo tanto, yo no me la jugaría. La mera posibilidad de hacer enfadar a Chuck hace que tengamos que ver esta película sí o sí.

Y estos son los motivos por los que no te debes perder Desaparecido en Combate 3. Así que ya sabes, ten cerca tu mejor ametralladora y munición de sobra el día 15 de febrero a las 22:00, porque estás a punto de sumergirte en lo más oscuro, profundo y peliagudo de la selva del Vietnam. Eh, pero no te asustes; Chuck Norris estará contigo.